Oficiales de la Policía de Fronteras del Ministerio de Seguridad Pública sorprendieron la madrugada de hoy en La Gamba de Golfito y en Paso Canoas de Corredores, zona sur del país, a tres traficantes de personas con un total de 10 cubanos en condición migratoria irregular.

Oficiales de la Policía de Fronteras del Ministerio de Seguridad Pública sorprendieron la madrugada de hoy en La Gamba de Golfito y en Paso Canoas de Corredores, zona sur del país, a tres traficantes de personas con un total de 10 cubanos en condición migratoria irregular.

 

El primer caso se registró a las 5 a.m. cuando agentes de la Policía de Fronteras observan un automóvil cuyo conductor maniobra intempestivamente para huir a gran velocidad.

 

Tras una persecución, le dieron alcance y obligaron al sujeto de apellido Torres a bajar del carro para ser esposado. Lo acompañaban una mujer y tres hombres de nacionalidad cubana. Todos en condición migratoria ilegal.

 

Los policías coordinaron de inmediato con la Fiscalía para la atención judicial del caso. Torres, inicialmente, sería encasado por tráfico de personas.

 

Los cubanos quedaron a la orden de Migración y Extranjería.

 

El segundo caso también ocurrió la mañana de hoy, pero en La Gamba de Guaycará de Golfito, donde otros oficiales de la Policía de Fronteras realizaban patrullajes para la prevención del delito.

 

En este lugar, sobre la Interamericana Sur, la Policía interceptó dos automóviles en los que viajaban nueve hombres, ocho cubanos y tres costarricenses.

 

Al parecer, se trata de "taxis piratas" o informales. Se coordinó con el Tránsito para bajarles las placas a ambos carros.

 

 

Nuevamente, los foráneos resultaron ser migrantes en condición irregular. Posiblemente pagaban a dos conductores por sus servicios. Estos dos, de apellidos García y Jiménez, quedaron a la orden del Ministerio Público.

 

El tercer costarricense, cuya identidad no trascendió, fue dejado en libertad.

 

La Policía de Fronteras mantiene diversos dispositivos en puntos estratégicos, con retenes y patrullajes las 24 horas, interviniendo así rápidamente en caso de cualquier incidente.