Un intenso operativo realizado por oficiales del Grupo de Apoyo Operacional (GAO) de la Fuerza Pública,  destacados en Upala, frontera norte, permitió dar con 22 reses robadas en la provincia de Limón.

El robo de los 22 toretes había ocurrido el pasado jueves en la localidad de La Marina de Guápiles, Pococí, tras lo cual todas las delegaciones de la Fuerza Pública del Caribe y el norte del país, entre otras regiones, se encontraban en estado de alerta.

 

Fue así como los oficiales del GAO de Upala, tras recibir información acerca de que los bovinos podrían encontrarse en una finca del distrito de Bijagua, intensificaron la búsqueda en ese distrito.

 

Lo anterior dio como resultado que, el domingo en la tarde en una finca de la localidad de Pueblo Nuevo de Bijagua, lograran dar con las 22 reses cuyas marcas o fierros coincidían con las marcas reportadas por el propietario.

 

Es por ello que de inmediato la Fuerza Pública coordinó con la delegación del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Upala, así como con el dueño del ganado, quien horas después se hizo presente a la mencionada finca y reconoció el ganado como suyo.

 

Aunque de momento no hay sospechosos aprehendidos, el día del hallazgo la Fuerza Pública dio con un sujeto que estaba administrando la finca, quien posteriormente fue entrevistado por los agentes judiciales.

 

Los 22 toretes le fueron devueltos a su propietario y el caso quedó en investigación por parte del OIJ de Pococí, Limón