Según el criterio del experto en Seguridad Paul Chávez el conductor que realizó el ataque contra las instalaciones de Casas Vita en Santa Ana podría ser acusado de intento de homicidio al utilizar un vehículo como arma de destrucción.

"Este conductor no solo puso en riesgo la vida de cualquier peatón que pasara por el lugar, también los de personas inocentes que trabajan en la empresa, al utilizar un vehículo como medio de destrucción podría ser acusado por intento de homicidio", recalcó Chávez.

Agregó además que este tipo de actos de tomar un vehículo pesado como arma, es muy similar a los actos que se han realizado en Europa en contra de personas y que han sido calificados como actos terroristas.

"Este no podría denominarse un acto terrorista debido a que no tiene ningún trasfondo político o religioso, pero si tiene todas las características que simulan estas actuaciones", enfatizó Chávez.

La Fuerza Púbica de Santa Ana informó que en días anteriores la empresa Casas Vita ya había evidenciado problemas financieros, debido a que agentes habrían acompañado a unos abogados en el proceso de una notificación por incumplimientos.

Las autoridades manejan dos hipótesis que llevaron al chofer del backhoe a este acto, la primera un posible embargo de propiedades a esta persona o una deuda que no pudo cumplir la empresa mencionada.

Hasta el día de hoy ninguna persona ha sido detenida como responsable de este ataque a la empresa ubicada en Pozos de Santa Ana.