El oficial de la Policía de Tránsito de Orotina Freddy Jiménez Bermúdez reveló detalles del momento de la colisión mortal que dejó cinco personas fallecidas en Coyolar sobre ruta 27.

El oficial  confirmó que el choque ocurrió cuando en el lugar llovía de forma torrencial, además relató que el vehículo Honda se dirigía en dirección Orotina-Caldera, en tanto el Terios en dirección contraria.

Además describió que  que el vehículo Honda, por razones que se ignoran, primero derrapó y luego comenzó a dar vueltas, situación que lo lanzó al carril contrario donde impactó al Terios y ambos carros quedaron en el carril que conduce a Orotina.

En el sitio murieron cuatro personas. La quinta víctima: Norma Cristina Molina falleció en el Hospital Monseñor Sanabria, de Puntarenas.

Según Andrés Peraza Molina hijo  de Norma y hermano de Marco y el niño de 7 años, explicó  que sus familiares se dirigían a la soda La Pista, ubicada cerca del peaje de Pozón, frente a la delegación del Tránsito y que está a kilómetro y medio del sitio del accidente.

"Ellos iban a traer la comida para la fiesta de mi abuelo, que estaba celebrando los 75 años. Yo hubiera ido con ellos, pero como estaba con mi novia, no quise dejarla sola", explicó que la soda es propiedad de su madre y que Jason Mora viajaba en el auto pues era el mejor amigo de Marco. También iba Angélica Campos, la novia de Marco. "Le puedo decir que en la fiesta, bueno era un queque y una comida familiar, no había licor", manifestó Andrés Peraza, quien admitió que su hermano no tenía licencia pues había perdido varias veces la prueba práctica. "Ya estaba listo para ir de nuevo, pero le faltaba Riteve al carro".

El funeral de la madre y los dos hijos será este martes a las 10 a. m. en la iglesia católica de San Mateo, en Alajuela.

Fuente Nación