Gracias a una intensa operación desarrollada por oficiales de la Fuerza Pública, fue aprehendido un costarricense de apellido Martínez, el cual podría ser el cabecilla de una banda de asaltantes que operaba en Boca Arenal de Cutris, San Carlos.


 La localización de este sujeto, así como de otros supuestos cómplices, inició luego de que las autoridades recibieran informes de que, en una casa abandonada de Bella Vista de Cutris, se escondían los supuestos integrantes de la banda que ha estado asaltando en Boca Arenal y alrededores.

 La operación culminó con la localización de estas personas, cerca de las 3 p.m del domingo y en ella participaron oficiales de la delegación de Boca Arenal, así como una fuerza de tarea de la Dirección Regional N° 11 de la Fuerza Pública con sede en Upala.

 El detenido es un costarricense de apellido Martínez, quien al momento de ser sorprendido por la Fuerza Pública se hizo pasar por un nicaragüense en condición migratoria irregular.

 Sin embargo, horas después las autoridades determinaron que se trataba de un costarricense, al cual vecinos de la zona consideran como el líder de una banda que ha estado cometiendo asaltos en el distrito de Cutris de San Carlos.

 Junto a él fueron encontrados otros sujetos, ninguno de ellos con causas pendientes, por lo cual quedaron en libertad.

 No obstante, uno de ellos cuenta con un beneficio según el cual debe firmar cada mes, pues se encuentra sentenciado por venta de psicotrópicos.

 Martínez fue entregado la mañana de este lunes a la Oficina Regional del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de San Carlos.

 Ello a fin de que contra él continúen las causas que tiene pendientes por homicidio y venta de drogas, además de su posible participación en los últimos asaltos ocurridos en el distrito de Cutris.