El Ministerio de Defensa de Moscú, capital de Rusia comunicó que un helicóptero ruso Ka-52 se estrelló ayer en Siria y confirmó la muerte de sus dos pilotos.

La agencia de noticias soviética TASS recalcó en un comunicado: "Un helicóptero ruso Ka-52 se estrelló durante un vuelo de rutina en el este de la República Árabe Siria. Los dos pilotos murieron".

La posibilidad de una falla técnica es la principal sospechosa que mantienen las autoridades, este es el segundo accidente mortal de las Fuerzas Armadas rusas desplegadas en Siria en menos de una semana.

El 3 de mayo un caza ruso se estrelló en el momento del despegue, provocando la muerte de sus dos pilotos.