Según la Policía, el siniestro se desencadenó cuando una mujer empezó a discutir y a agredir al chófer por no detenerse en una de las paradas.

 

15 personas perdieron la vida el pasado domingo en la provincia china de Chongqing, después de que el autobús en el que viajaban cayera al río Yangtsé, en medio de una discusión entre el conductor y uno de los pasajeros, informaron este viernes medios locales.

Según la investigación policial, el siniestro se desencadenó cuando una mujer de 48 años empezó a discutir con el chófer por no haberse detenido en una de las paradas y comenzó a agredrirlo, lo que le hizo perder el control del vehículo.

Como consecuencia, el autobús invadió el carril contrario de la vía y chocó con un automóvil que circulaba en dirección opuesta, tras lo cual rompió la cerca del puente y cayó al río. Los rescatistas lograron sacar el vehículo del agua solo este miércoles.

La investigación estableció que el día del accidente el autobús hizo un cambio en su ruta y por eso no se detuvo en la parada que necesitaba la mujer. Otros pasajeros que viajaron esa fecha en el bus afirmaron que el conductor había anunciado sobre ese cambio a través de los altavoces.

Pese a esto, la pasajera inició una disputa con el conductor, quien se negó a detenerse porque no había paradas cerca. El hombre trató de explicárselo, pero pronto la conversación desembocó en un intercambio de insultos y golpes. En el momento cuando perdió el control del vehículo, este circulaba a una velocidad de 51 kilómetros por hora.