Lunes 12 de agosto, 2019

La Dirección General de Educación Vial (DGEV) del MOPT, desarrolla en la sede regional de Cartago el primer curso teórico de manejo para personas sordas, acción que marca el inicio de un proceso para implementar la adecuación de este servicio y llevarlo a todas las sedes del país.

 

Los ajustes tanto en el curso como en la prueba, tienen como fin brindar igualdad de condiciones a esta población para que inicien su camino hacia la acreditación como conductores.

 

En un acto de reconocimiento hacia funcionarios de diversas instituciones que se han comprometido para concretar este esfuerzo, autoridades del MOPT, COSEVI, MEP, Despacho de la Segunda Vicepresidencia de la República, CONAPDIS, entre otras, se reunieron en la escuela Dr. Carlos Sáenz Herrera de Cartago y valoraron el gran paso hacia la inclusión que se empieza a concretar con este tipo de acciones.

 

El curso empezó a impartirse el pasado 23 de julio y concluirá con la prueba teórica el próximo 21 de agosto, en las clases (2 por semana) se cuenta además del instructor, con una intérprete de la LESCO, en este primer grupo participan 18 personas.

 

Además del curso, gracias al apoyo del CONAPDIS y el MEP, específicamente la Dirección Regional de Cartago, también se logró adecuar la prueba, de manera que cuando el usuario la accede en la computadora se le despliega un video que le va traduciendo cada pregunta y las respectivas opciones de respuesta.

 

A finales de julio, en la sede de Paso Ancho, esta prueba fue validada por 9 personas sordas de diferentes lugares y 1 intérprete, organizadas por CONAPDIS, además participaron funcionarios de la DGEV y el MEP.

 

De acuerdo a la experiencia tanta del instructor como de la interprete en este curso, se redactará un informe que permitirá evaluar, realizar ajustes y modificaciones oportunas con el fin de mejorar las próximas capacitaciones, por ejemplo apoyar a personas que no se comunican por la LESCO, sino a través de Comunicación Visual Gestual (CVG) o bien que manejan la LESCO pero no han sido oralizados, es decir que no leen ni escriben español.

 

Es importante destacar los estudiantes que aprueben este curso tendrán el apoyo de una intérprete durante la prueba práctica también.

 

Avance del proceso

 

Dentro de los retos que contempla la adecuación de esta prueba está lograr que la misma se facilite cada mes en distintas sedes del país, para lo cual desde Educación Vial se gestiona la contratación de un profesor sordo de audición y lenguaje como funcionario de planta. Oportunamente se comunicaría la sede donde se impartiría esta capacitación para que los interesados puedan matricularla.

 

Asimismo, se trabaja en la capacitación con el Instituto de Aprendizaje (INA) de personal de Educación Vial en la LESCO y en técnicas y metodologías para trabajar con personas con discapacidad en general y personas sordas.

 

También se están generando esfuerzos para brindar acompañamiento en la prueba práctica, a las personas sordas que concluyan con éxito la teórica