Miércoles 4 de septiembre, 2019

 

Por tercer mes consecutivo, contando junio, julio y agosto, las cifras de muertos en carretera se han mantenido por debajo de los 30 decesos, lo que contribuyó a que el segundo cuatrimestre del 2019 reportara 47 decesos menos que el mismo periodo del 2018.

 

Con base en esta significativa reducción de decesos en los últimos 3 meses, más los 31 del mes de mayo, este año, hasta agosto, perdieron la vida en carretera 265 personas, 34 menos que los sumados en el mismo periodo de tiempo del año pasado.

 

“El primer cuatrimestre fue bastante negativo; en marzo murieron 52 personas y en abril 47, así que cerramos esos primeros cuatro meses del año con 161 decesos, 13 más respecto al primer cuatrimestre del 2018. Hemos venido haciendo variantes en la forma de operar en carretera, intensificando operativos y maximizando el recurso humano para que se vea más presencia en carretera y los resultados han sido más que positivos, ya que en los últimos 3 meses no hemos superado los 30 decesos por mes, algo que no se lograba desde octubre del año pasado” resumió el Director de la Policía de Tránsito, Lic. German Marín Sandí.

 

Incluso, acotó Marín, los 24 decesos del mes pasado es una cifra muy alentadora para un mes de agosto, ya que la última vez que no se superaron los 30 decesos para un el mes 8 del año fue en el 2013, justamente con 24 fatalidades.

 

Adicionalmente, los 23 fallecidos de julio pasado es la suma más baja desde noviembre de 2016, cuando perdieron la vida 20 personas.

 

Causas y vehículos

 

La principal causa de muerte en carretera sigue siendo, de manera consolidada, la imprudencia del conductor, que ya suma 70 fatalidades, lo que representa el 26.4% del total.

 

En segundo lugar, se ubica la invasión de carril con 53 decesos y luego el exceso de velocidad con 46 fatalidades.

 

“Por décadas, el exceso de velocidad fue la principal causa de muerte en carretera. Debemos analizar los datos para saber qué está sucediendo, ya que por un lado nos alegra que esta conducta haya caído al tercer lugar, lo cual podría estar vinculado con nuestros controles en carretera; pero también debemos comprender mejor, para atacarlo, por qué ha aumentado la imprudencia del conductor en carretera”, reseñó Marín.

 

También llama la atención de las autoridades de Tránsito los 130 decesos en motocicleta, lo que representa el 49% del total de fallecidos en el 2019. La motocicleta es el vehículo en el que más mueren personas, año a año, desde el 2014.

 

En ese sentido, el Consejo de Seguridad Vial volverá a insistir con sus campañas de seguridad vial enfocadas en estos actores viales, al tiempo que la Policía de Tránsito también trata de orientar a estos conductores, muchos de ellos con poca experiencia, que recurrieron a este vehículo como una forma económica y de rápido desplazamiento y como herramienta de trabajo. Asimismo, las 7.500 motocicletas y las 11.500 placas de estos vehículos decomisadas, a julio pasado, reflejan el compromiso del cuerpo policial por prevenir accidentes en estos automotores.

 

Con 56 fatalidades, el sedán se ubica en segundo lugar, mientras que la bicicleta se ubica de tercera en esta lamentable lista, con 18 vidas perdidas.