Martes 1 de octubre, 2019

Con el mensaje de que la desigualdad es un mal negocio y que las mujeres son las mejores distribuidoras de la riqueza, la Primera Vicepresidenta de la República, Epsy Campbell Barr, se dirigió este martes a un grupo de Misiones Permanentes acreditadas ante la Organización de Estados Americanos (OEA), en Washington D.C.

 

La Vicepresidenta Campbell sostuvo una reunión para dar seguimiento al Task Force Interamericano sobre Liderazgo de las Mujeres, lanzado en febrero de 2018 en el marco de la Cumbre de las Américas, con el fin de fortalecer el liderazgo de las mujeres y generar el impulso hacia una mayor participación y representación femenina en los espacios de poder y toma de decisiones.

 

En el encuentro participó, además, la Secretaria Ejecutiva de la Comisión Interamericana de Mujeres (CIM), Alejandra Mora; la Embajadora Representante Permanente de Costa Rica ante la OEA, Montserrat Solano; y la Coordinadora del Task Force, Flavia Tello.

 

Durante su intervención, la Vicepresidenta Campbell destacó que promover el acceso, el disfrute de derechos y la plena incorporación de las mujeres a la economía productiva abre la puerta a una enorme fuente de talento humano que ha estado desaprovechado, y brinda un bono demográfico laboral capaz de dinamizar el crecimiento económico de todo el hemisferio.

 

“La desigualdad es un mal negocio. Ya nos dimos cuenta que si las mujeres no están incorporadas en nuestras economías en términos de igualdad, estamos desperdiciando una cantidad de recursos voluntariamente. Si en verdad queremos avanzar, tenemos que poner a las mujeres en la primera fila, junto a los hombres”, expresó.

 

“El mundo entero se propuso no dejar a nadie atrás para el año 2030, pero si no hacemos lo necesario para incluir a los que hoy están atrás, todo se convertirá en un discurso simplemente y llegaremos al 2030 para hacer un recuento de quienes se quedaron atrás. La discriminación, la exclusión y la desigualdad en verdad son pésimos negocios”, añadió.

 

Asimismo, recordó que cerrar la brecha económica de género podría aumentar el producto interno bruto mundial en $28 billones para el año 2025, según estimaciones del Foro Económico Mundial.

 

“Podremos avanzar con mayor celeridad cuando sumamos nuestras voces y cuando trabajamos en conjunto para transformar la realidad, para que vivamos en sociedades inclusivas y justas. Necesitamos que esta organización aumente el compromiso con las mujeres”.

 

Posteriormente, la Vicepresidenta fue recibida por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en pleno, y aprovechó para encomiar el trabajo de la CIDH en la construcción de un futuro mejor en las Américas.

 

Este saludo fue precedido por una breve reunión con la Relatora sobre los Derechos de las Personas Afrodescendientes y contra la Discriminación Racial, Margaret May Macaulay, con quien conversó sobre algunos de los retos que enfrentan las mujeres y los hombres afrodescendientes en el Hemisferio, y la necesidad de que más países ratifiquen la Convención Interamericana contra el Racismo, la Discriminación Racial y Formas Conexas de Intolerancia.


La Vicepresidenta Campbell viajó a Estados Unidos por invitación de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), para participar este martes en un evento paralelo de la 57 Sesión del Consejo Directivo. Durante la actividad conversará sobre los retos, avances y desafíos del sistema de salud costarricense.

 

La agenda oficial culminará este miércoles 2 de octubre con una reunión con el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, para conversar sobre temas de empoderamiento económico de las mujeres y pueblos afrodescendientes.