Agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), destacados en la Oficina Regional de Bribrí, realizaron la mañana de este martes cuatro allanamientos a vivienda, así como el allanamiento a un hotel en el sector de Puerto Viejo de Limón, como parte de una investigación que desarrollan por el delito de tentativa de homicidio en perjuicio de dos hombres de identificados como de apellidos González y Fernández, de 44 y 24 años de edad respectivamente.


Relacionado a este caso, la mañana de ayer se entregó en la sede del OIJ de Bribrí un hombre de 21 años de edad, quien quedó detenido como sospechoso de haber participado en el caso de tentativa de homicidio que se investiga.

 

De acuerdo con el informe preliminar, los hechos ocurrieron en horas de la madrugada del domingo 29 de setiembre del presente año, cuando se dio una balacera en las afueras de un bar en la localidad de Puerto Viejo de Limón, siendo ese el momento en que resultaron heridos González y Fernández.

 

González recibió dos impactos por proyectil de arma de fuego en la cabeza y uno en el tórax, mientras que Fernández presentaba una herida por ese mismo tipo de arma en el cuello. Ambos fueron trasladados al Hospital Tony Facio de Limón.

 

Los agentes judiciales iniciaron con las investigaciones del caso, logrando identificar a cinco sujetos como sospechosos de participar en la balacera, siendo que el día de hoy se les allanó la vivienda a tres de ellos en la localidad de Puerto Viejo de Limón y a otro en el sector de Hone Creek en esa misma provincia. Además, se allanaron 26 habitaciones de un hotel ubicado en Puerto Viejo el cual no está en funcionamiento, pero, sin embargo, los investigadores judiciales obtuvieron información de que al parecer los sospechosos de participar en la balacera en la que resultaron heridos González y Fernández, sí utilizaban las instalaciones de dicho hotel.

 

Hasta el momento en el operativo los agentes judiciales han decomisado documentos de cuatro sujetos que al parecer también participaron en la balacera y quienes están pendientes por detener, así como vestimentas que en apariencia los mismos utilizaban el día en que se dieron los hechos.

 

Trascendió, que según la investigación el móvil que medio en el altercado que terminó en balacera la madrugada del mencionado domingo, serían problemas por temas relacionados con droga.

 

Cabe indicar que para la realización de estos allanamientos se contó con la colaboración de agentes del OIJ Limón, de OIJ Guápiles y del Departamento de investigaciones Criminales (DICR) del OIJ de San José, así como con oficiales de diferentes cuerpos policiales del Ministerio de Seguridad Pública.

 

Las investigaciones del caso continúan, para dar con el paradero de los cuatro sujetos que faltan por detener y que figuran como sospechosos de participar en la balacera.