Jueves 3 de septiembre, 2019

Un total de 26 mujeres forman parte de la División Marítimo-Portuaria (DVMP) del MOPT, autoridad marítima de nuestro país. El dato toma relevancia al conocer que en toda la División laboran 65 personas, es decir el 40% de su planilla son mujeres, en un área donde por mucho tiempo se consideró que sus funciones correspondían a roles masculinos, en las zonas costeras el porcentaje de presencia femenina representa un 48% del personal destacado.

 

El reconocimiento a estas mujeres se realizó en el marco del Día Marítimo Mundial celebrado el jueves anterior (26 de setiembre), bajo el lema “Empoderamiento de la mujer en la comunidad marítima” .

 

Y es que del total de mujeres que laboran en esta dependencia, 15 se ubican en la sede central del MOPT situada en San José y 11 en las zonas costeras, distribuidas en 5 Capitanías de Puerto localizadas en Puntarenas, Quepos, Playas del Coco, Limón y Golfito. Logrando así incentivar las economías, al estimular la productividad y crecimiento, no solo en zonas urbanas sino también en comunidades costeras.

 

Este significativo número de personal femenino, no es producto de la casualidad, desde la DVMP se han gestado grandes esfuerzos por buscar la equidad de género y la promoción de la mujer en todos los estratos de la organización, alcanzando puestos de jefaturas, un alto grado de especialización, capacitación y representatividad en los foros más importantes tanto a nivel nacional como internacional.

 

Dentro de los puestos de la DVMP, se ubican mujeres en importantes funciones de apoyo como misceláneas, recepcionistas, secretarias y en puestos profesionales en la rama de la Ingeniería Civil, Ingeniería en Construcción, Arquitectura, Administración de Empresas, Asesoría Legal, Ingeniería en Marina Civil, tanto de jefaturas, administrativos y técnicos.

 

Estas mujeres ejercen responsabilidades en la inspección de buques, expedición de certificados de navegabilidad, emisión de permisos de zarpes, señalamiento marítimo, auditorías de protección marítima (PBIP), dirección de obras de infraestructura marítima, redacción de leyes, reglamentos, decretos, opiniones jurídicas, análisis administrativos financieros y presupuestarios, entre otras, labores que, como ya se mencionó, por muchos años, fueron consideradas funciones masculinas. Esta apertura contribuye al desarrollo y bienestar de la actividad marítima del país.