Conducir  pese  a tener  la  licencia  suspendida,  girar  en  U  en  zonas  prohibidas,  adelantar  en curva, intersecciones o puentes, así como invadir el carril contrario, pese a la existencia de línea  de  barrera  continua,son  cuatro  de  las  conductas  más  peligrosas  en  carretera  que  la Policía de Tránsito ha sancionado 1.801 veces durante el 2019.



Cuatro de las conductas más peligrosas en carretera han sido sancionadas 1.800 veces. Durante el 2019, con multas de ¢318.950,69 y acumulación de 6 puntos en la licencia.

Girar en U, adelantamiento en zona prohibida o invasión de zona demarcada con línea continua son algunos ejemplos.Conducir  pese  a tener  la  licencia  suspendida,  girar  en  U  en  zonas  prohibidas,  adelantar  en curva, intersecciones o puentes, así como invadir el carril contrario, pese a la existencia de línea  de  barrera  continua,son  cuatro  de  las  conductas  más  peligrosas  en  carretera  que  la Policía de Tránsito ha sancionado 1.801 veces durante el 2019.

Adelantar en zona prohibida, demarcada con doble raya amarilla continua,es común, lamentablemente. Según el corte al 30 de setiembre, 898 conductores decidieron irrespetarla línea de barrera continua.  Cabe  recalcar  que  estas  líneas  son  pintadas  en  carrera  porque,justamente,la Dirección  General  de  Ingeniería  de  Tránsito  determinó,  mediante  estudios  técnicos,  que debe  impedir  el  cambio  de  carril  en  esas  zonas,  sea  porque  hay  entradas  y  salidas  a  otras vías,  porque  hay  escuelas  o  porque  hay  poca  visibilidad  para  poder  rebasar,  por  citar algunas consideraciones.En  la lista, también  se  reportan364  multas poradelantar  en  zona  indebida,  en  cuenta puentes, como se indicó antes.

“Tenemos un problema social, y es nuestra incapacidad de cultivar la paciencia, creemos que nosotros somos más importantes que todos los demás ydebemos tener libre paso, por eso  vienen  accidentes  graves.  Justamente,  la  segunda  causa  de  muerte  en  carretera,  este año,  es  la  invasión  de  carril  con  64 fatalidades, en  primer  lugar,  está  la  imprudencia  del conductor con 76 decesos y la tercera es el exceso de velocidad con 54 casos.

Acá, en estas tragedias,vemos reflejado el egoísmo, la imprudencia y la impaciencia de las personas”,reseñó el Lic. German Marín Sandí, director de la Policía de Tránsito.Marín  recalcó  que  esta  actitud  tan  negativa  se  ve en  redes  sociales,  también,  cuando  se cuestiona cómo se  le puede dar 1.5 metros de espacio a un ciclista cuando se le rebasa,  ya que  la  carretera  es  angosta. 

La  respuesta,  indicó  Marín,  es  sencilla,  no  se  rebasa  a  una bicicleta  ni  a  un  carro,  ni  a  ningún  vehículo,  si  las  condiciones  de  rebase  no  están  dadas para ello; es un tema de sentido común, respeto por la vida y paciencia.Dentro  de  las  conductas  peligrosas,citadas  acá,  el  giro  en  U  es  otra  de  ellas  y  suma  427 sanciones  este  año.  Es  común  ver  a  conductor  girar  en  U  en  zonas  prohibidas,  por peligrosas,  para  no  avanzar  100  metros  más  y  hacer el  movimientocon  seguridad,  por ejemplo.

La  percepción  de  prisa  de  las  personas  los  hace  cometer  estas  imprudencias, agregó el Director de la Policía de Tránsito.Finalmente, dentro de las 1.801 sanciones, se contabilizan 112 por conducir con la licencia suspendida; es decir, personas que cometieron faltan tan graves que perdieron su derecho a conducir por un año, siguieron conduciendo.

En  todos  los  casos,  al  considerarse  faltas  graves,  los  conductores  sancionados  recibieron una multa de ¢318.950,69 y acumulación de 6 puntos en la licencia.